Venus en Virgo | Aprendiendo a manejar la Materia a través del Ojo de Venus



Cuando la ignorancia critica, la inteligencia observa y ríe

Venus en Virgo es quizás una de las posiciones menos armónicas para Venus, aquí el planeta se encuentra en caída y los temas relacionados con Venus tal como la valorización tanto mía como de los otros, el dinero y las posesiones, presentan ciertas dificultades para el poseedor de esta posición (aunque esto no quiere decir que a su vez posea grandes potencialidades). Se entiende por estar en caída a un planeta que presenta una manifestación energética baja en el signo que se encuentra, debido a su poca afinidad al arquetipo presente en este. En el caso de Venus en Virgo, el planeta del amor no es capaz de manifestar sus cualidades más elevadas, que vendrían a ser representadas por la exaltación de Venus en Piscis, donde el planeta es enriquecido por la poesía, espiritualidad y amor universal de Neptuno y el idealismo y Fe de Júpiter.

Mientras Venus en Piscis vibra de forma casi etérea, Venus en Virgo se emplaza como un desafío el erigirse de forma sólida desde el terreno de lo práctico, trabajando desde el plano funcional, donde el manejo de la estructura y la eficiencia toman un papel clave, es así como Venus cae en el segundo domicilio de mercurio que en su estado intermedio son la fiel imagen de la mujer trabajadora del día a día, simple y apegada a la rutina, a aquella que la poesía y la espiritualidad le valen bien poco para poder traer el sustento a su hogar.

En su vibración más baja Venus en Virgo se manifiesta en el nativo como un profundo sentimiento de desvalorización interna, que afecta desde el plano de las relaciones hasta el mismo dinero, donde el juego del merecer o no merecer toma un papel clave que impulsa al nativo a la dureza consigo mismo y con el resto, es así como también la vibración más baja de Venus en Virgo encarna también la persona que al no encontrar la belleza en sí mismo se preocupa por destruir la ajena a través de la crítica o autodestruyéndose a sí mismos en la frenética búsqueda de la misma ,es así como se manifiesta una de las caras más oscuras de esta posición, referentes a temas difíciles y sensibles tales como el abuso de cirugías estéticas y Botox, la anorexia y la bulimia, como escapes a esta autoestima en crisis.

En su vibración más elevada, Venus en Virgo encarna un cántaro lleno de semillas, semillas que sin amor y preocupación suficientes se vuelven estériles, y que en otros casos son capaces de germinar y caer hasta en los corazones más roídos por el odio y desamor, semillas que ven la ayuda en la naturaleza y homeopatía y no en sustancias artificiales, semillas que desde el suelo son capaces de levantar una sólida autoestima tanto en ellos como en otros, semillas que transforman el sonido y líneas provenientes de su contacto con la naturaleza en música y  arquitectura de formas simples y minimalistas, semillas que a su vez encarnan la sonrisa agradecida de aquellos a quienes ayudaron de forma desinteresada, semillas que florecieron en su sencillez, en su belleza fresca, en la claridad de sus ojos, cuando ya se olvidó de las imperfecciones de su cuerpo y carácter, cuando ya la crítica no vibraba dentro de su corazón, cuando se dio cuenta que merecía muchas mas cosas que las que en su momento se había negado, cuando empezó a ver la belleza en aquellos lugares recónditos y casi imperceptibles para el resto, cuando con sabiduría comenzó a manejar la materia a través del ojo de Venus.





Comentarios

#TrendingTopics

El Gran Trígono

La Gran Cruz Cósmica

Aspectos Sol - Luna